Somos seres espirituales

¿Quién puede contar bien su historia espiritual? Aquella que casi nunca contamos, porque la reemplazamos por nuestra historia lineal, la de nuestra familia, nuestros estudios, nuestros trabajos hechos por una paga. En paralelo a nuestra vida de sobrevivencia, que nos ocupa gran parte de nuestra atención, tenemos un  maravilloso relato, aun pendiente de ser contado. Sigue leyendo

Comenzar el día con energía positiva.

  1. Buscamos un lugar donde podamos estar tranquilos por unos minutos. Colocamos la mano izquierda CON LOS DEDOS JUNTOS EN POSICION DE MEDIA PLEGARIA,  frente a nuestro cuerpo, con la punta de los dedos hacia arriba. La mano derecha la colocamos apuntando hacia la izquierda, separada por unos 15 cm. Esperamos hasta sentir la sensación de energía en la punta de los dedos o en la palma en si.
  2. Movemos con lentitud la mano derecha a fin de activar la energía.
  3. Con nuestras manos así preparadas vamos hacia la frente, los lados de la cabeza, la garganta y el corazón. En estas posiciones colocamos las palmas una a continuación de la otra, siempre mirando hacia el cuerpo.

-Conectarte con tus guías, ángeles y benefactores internos.

  • En la posición sentados vamos a colocar nuestras manos en la postura de recepción: los dedos índice dirigidos hacia arriba, los restantes dedos entrelazados y los pulgares tocándose entre sí, presionando suavemente el chakra del corazón. Cerramos nuestros ojos y comenzamos a respirar llevando nuestra atención al centro del corazón.
    • Luego imaginamos por sobre nuestra cabeza una estrella, llena de luz color rosa, que irradia una perfecta luminosidad que resplandece en todas las direcciones. Vamos a mirar cómo, dicha luz se desliza hasta alcanzar nuestra cabeza y luego entra en ella y recorre todo nuestro cuerpo hasta llenarlo de esa maravillosa luz rosada.
    • Revisamos cada parte de nuestro cuerpo: pies, piernas, brazos, manos, dedos, tronco, cuello, cabeza. Somos ahora bellos faros que emitimos luz rosa en todas las direcciones.
    • Sentimos en nuestro corazón el amor por todos los seres, por nosotros mismos, por toda la creación. Nuestro corazón da cabida a las plantas y los animales y se expande.
    • Antes de entrar en nuestro Paraíso, imaginamos que podemos mirar el cielo azul y vamos a depositar en él cada uno de nuestros problemas y preocupaciones del día. Los vamos a observar a ellos como si transitasen un tramo de ese cielo, como si fuesen nubes. No importa lo grandes u oscuras que sean, se terminan disolviendo en la vastedad de ese cielo azul. Hacemos lo mismo con cada cosa que nos preocupe de nuestro trabajo o de nuestra vida personal. Sea un problema grande o pequeño, procuremos dejarlos allí antes de seguir avanzando.
    • Frente a nosotros vemos una persona que hace mucho nos ha estado esperando. Es una persona sabia, que siempre nos querrá y protegerá. Es alguien que nos recuerda la necesidad de simplificar la existencia y tomarnos la vida con calma. La vida cotidiana nos distrajo mucho en el pasado y ahora ya no queremos sentirnos más apartados de la sabiduría cósmica. ¿Puedes sentir el gran amor de esa persona hacia ti? ¿Puedes lograr verlo en su color dorado? Es ella quien ahora, desplegando sus alas, quiere envolvernos en su cobijo para protegernos, cuidarnos y cubrirnos con sus alas doradas a fin de llevarnos a nuestro paraíso en la tierra. No lo tenemos que olvidar, es importante que lo recordemos en todo momento y que sepamos que tenemos alguien con quien contar en los momentos de dificultad, sufrimiento y pena. Las alas de nuestro ángel de la guarda son suaves, mullidas y contenedoras. Sus plumas nos dan calor, en su presencia nunca nos sentimos solos. El nos acompaña y nos toma ahora de la mano, nos conduce con lentitud, nos da la bienvenida a nuestro paraíso, nos invita a pasar al interior del lugar más bello que hayamos conocido. Nunca hemos visto tan hermosos colores, nunca hemos sentido la vida con tanta intensidad como ahora. Podemos aspirar los olores más sutiles que nos recuerdan hermosos momentos vividos, ver los colores más bellos y captarlos con toda su plenitud. Volvemos a mirar el cielo. Está ahora más azul que antes, sin nubes. Y en ese azul diáfano, nuestro ángel de la guarda sonríe. Estamos en casa. El nos quiere, vela por cada uno de nosotros. Nuestro paraíso está en armonía.

Cuando el ojo no está bloqueado

En la silenciosa compañía del universo siente cómo todo tu ser fluye libremente. Desde lo alto de las estrellas escucha cómo resuena tu nombre una y otra vez.  ¡No dejes que el llamado sea en vano! Abre tu corazón al amor que disipa los temores. Si confías en el amor tu corazón podrá sanar. Elige vivir tu  vida plenamente hasta el fin de los tiempos, en paz y unidad, sin culparte por el pasado y sin tener miedo a las cosas que vendrán. Sigue leyendo

Donde está tu atención

El tiempo es oro. Saber adecuar nuestras actividades a el, ha sido una tarea agotadora. Llega un momento en que nos damos cuenta que no es tan importante el manejo del tiempo, sino el manejo de la energía con la que nos movemos durante el día. Sobre todo al comenzarlo y al volver a casa. Ambos momentos marcan dos instantes claves en el manejo de nuestra energía personal. Sigue leyendo

Usamos wabi sabi al practicar reiki?

La simplicidad, no como carencia, sino como forma de vida libremente elegida es valorizada a través del principio WABI, que se cultiva a través del reconocimiento de la belleza de las cosas simples y naturales, el valor de las cosas, pero no desde un punto de vista monetario sino en función de su esencia natural y sencillez. Sigue leyendo

Práctica del anillo multidimensional

Sentados con las piernas sin cruzar, la espalda recta, y los ojos cerrados, nos disponemos a conectarnos con la Energía Universal. Durante dos (2) minutos enviamos energía curativa hacia la Madre Tierra y a los océanos. Establecemos conexión con todos los grupos de reikistas que hay en el mundo. Enviamos un rayo de luz azul de este cuarto hacia arriba y nos unimos  a todos y todas. Como grupo estamos creando un anillo cada vez  más y más extenso. Es maravilloso el que haya tantos maestros aquí con nosotros.

Sigue leyendo

Estrategias para un buen despertar

Hacer una pequeña plegaria de agradecimiento por estar vivos y ofrecernos a tomar parte en la sanación de la Tierra comenzando por nosotros mismos.
Tomar el compromiso de que todo lo que vamos a hacer en este día estará orientado a nuestro crecimiento personal y al bien de los demás.
Visualizar día a día cómo nuestro corazón se va expandiendo para brindar amor primero a nosotros mismos, luego a nuestros familiares y amigos más cercanos y después a otras personas desconocidas para llegar finalmente a incluir en él a todos los seres vivientes. Poco a poco nos iremos haciendo más conscientes y solidarios con el sufrimiento de todas las criaturas sensibles incluidas las personas que nos molestan o desagradan. Sigue leyendo

Facilitar la vida, no complicarla

En los últimos años se han desarrollado sistemas holìsticos de reiki, donde quien enseña no se ubica ya más en un linaje particular, ni en un sitial de «gran maestro», sino que actúa para transformar el paradigma antiguo, patriarcal, verticalista y autoritario, en una búsqueda de nuevos valores, donde la apertura, la autonomía y la tolerancia son sus pilares Sigue leyendo

Botiquín de las emociones

A lo largo de nuestra vida vamos viviendo distintas situaciones, algunas de las cuales suelen repetirse conforme a patrones cíclicos, que producen un desequilibrio en nuestro sistema emocional. He aquí una guía para afrontar nuestras necesidades cotidianas. La idea es tener a mano una serie de elementos prácticos que nos permitan en cada momento apelar a las energías espirituales para armonizar nuestras emociones. Sigue leyendo

Energia del buen vivir

Tres textos de la Nueva Escuela de Claudio que aquí adelantamos. Saberes y habilidades para el siglo XXI.

Esta Escuela está estructurada en 7 corrientes, una de las cuales es la «Energía del Buen Vivir».

Para dar un paso más allá del reiki.

«Entendidas como fuerzas espirituales poderosas, las múltiples divinidades representan los numerosos centros energéticos y las diferentes fuentes de sentido que estructuran la interioridad humana….estamos rodeados y penetrados por muchos de ellos… A través de cada una de esas energías tenemos acceso a la Energía suprema que habita en el universo y en el corazón humano». Texto de Leonardo Boff.

Sigue leyendo

Reiki: simple, fácil, natural

Siempre es poco insistir acerca de algo que nos parece normal pero que ya no lo es. La creciente desvitalización de los humanos, se da cada vez a una menor edad.

Si bien la tecnología y los avances nos apasionan e intentan alargarnos la vida, lo hacen a costa de nuestra energía que noto decae más y más en todos. Cómo vamos a detener ese desgaste creciente?

Reiki y el arte de escuchar

Cuando estamos con otros, cara a cara, sentimos algo distinto, experimentamos el gozo de ser escuchados, comprendidos.

Es esa conversación con otros la que impulsa el ir hacia adentro, ya que genera a la vez, esa conversación con nosotros mismos llamada introspección.

Recordamos el hecho de estar plenamente presentes, única manera de crecer. Al estar distraídos en la calle o y también en nuestros momentos de ocio, el encontrarnos para una sesión de reiki nos ayuda a estar a pleno con el otro.

Nos sentimos menos participes de la tribu de seres solitarios, pero a la vez híper conectados, de la que cada uno forma parte.

Un teléfono lo puede todo creemos, pero no es nada, deja a un lado la conversación cara a cara, esa que nos permite lograr el encanto de tener delante a un ser y escucharlo, comprenderlo.

Sigamos cultivando el arte reiki de escuchar, porque hoy en día y mas que nunca lo necesitamos. Encontremos un momento para una sesión y disfrutemos de los gestos y actitudes que forman parte de un autentico ser humano.