El cuerpo va donde va tu atención

Imaginemos durante unos segundos que tenemos una barrita sostenida por el dedo índice de cada mano. Saquemos mentalmente la barrita. ¿Qué ocurre ahora? Efectivamente, los dedos tienden a juntarse. Esto muestra que allí donde va nuestro pensamiento y nuestra atención, allí va también nuestra energía. Como en el ejercicio inicial de reiki, cuando enviamos nuestra atención al hara logrando de este modo que toda la fuerza se focalice allí.

Tu forma de pensamiento es la que genera tu realidad

Si hemos podido visualizar la unión de dos dedos, también podremos producir cualquier otro hecho de la realidad de cada uno, por extraño que parezca. Esto se explica en el concepto del equilibrio del cuerpo y mente. En otras palabras, la concentración  o el prestar atención influye en el cuerpo y en la mente a la vez, porque ambos no están disgregados, ni van cada por su lado.

Si nos dejamos fluir y estamos perfectamente en el presente, entonces no sólo estarán nuestras manos unidas, sino todo nuestro ser en una unidad.

Hasta el momento hemos estado practicando con las manos, intentando que estén ambas en el presente. Mas adelante lograremos que también todo nuestro cuerpo nuestra mente, como una unidad, estén en el presente. Y así, desde ese estado, estaremos en armonía, un estado desde el cual las cosas fluyen y se concentran, y desde el cual hay más posibilidades de sanación.

4 comentarios en “El cuerpo va donde va tu atención

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s