Namaste sonidos curativos

El sonido ha sido considerado desde tiempos inmemoriales como al víncluo directo entre lo divino y lo humano. La mayoría de las antiguas tradiciones reconocía el poder del lenguaje y de la palabra hablada. Sus maestros sabían de este poder beneficioso que atrae bendiciones, da poder y coraje, alivia dolencias y provee fortaleza y bienestar.

Las tradiciones orales y leyendas eran tomadas muy en serio y se recitaban solamente en ocasiones de celebraciones y festivales sagrados, pues era allí donde se convocaba todo su poder. Los discípulos debían probar su amor a la humanidad y demostrar que estaban libres de egoísmo antes de recibir las enseñanzas que eran cuidadosamente dosificadas por su maestro. Así se aseguraba el maestro que el estudiante aprendiería la importancia de las palabras y su significado correcto. Debían aprender primero a estar en silencio, para luego hablar y saber no sólo cómo hacerlo, sino también cuándo y dónde, comprendiendo el pleno potencial, significado y alcances de cada palabra.

En la “Escuela de Pitágoras” los estudiantes que buscaban aprender el significado oculto del lenguaje y las palabras de poder, debían “des-aprender” el lenguaje vulgar y asumir el silencio como una realidad de vida y trabajo durante los primeros cinco años para, así, saber guardar un secreto y no divulgarlo a través de sus palabras o aún de sus pensamientos.

Las palabras y sus sonidos vibran y resuenan en las distintas partes del cuerpo, chakras, órganos, estados mentales, emocionales o de consciencia. Algunos tienen poder sobre los aspectos físicos mientras que otros pueden influir sobre las emociones.

En gran medida, el poder de las palabras depende de la profundidad de la que proceden y del grado de iluminación de quien las pronuncia. Eso pasa cuando sentimos que las palabras de alguien penetran en nuestro corazón como si fuesen lenguas de fuego. En cambio, hay otras personas que pueden repetir algo cien veces sin que nos llegue.

Del libroNamaste: Medita” de Claudio Márquez, un manual completo de meditación para aprender a estar en armonía y conocer el significado profundo de los saludos y bendiciones. Uriel Ediciones

5 pensamientos en “Namaste sonidos curativos

  1. Creo la vibración de las palabras ya tienen, por sí, un efecto en su concepción antes de ser dichas o escritas en quien las piensa. Por eso Pitágoras enseñó primero el silencio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s